Decálogo de buenas prácticas en eventos Street Food

Santander_12-09-15_"Food Trucks" en eEscenario Santander (Foto:Javier Cotera)

Como sabéis, desde la Asociación Street Food Madrid estamos luchando para traer una street food real a las calles y plazas de nuestra capital. Pero mientras este sueño se hace realidad, seguimos trabajando para mejorar la situación actual de la street food, ahora mismo dependiente de la celebración de eventos puntuales, públicos o privados, y limitados en el tiempo y el espacio.

A pesar de nuestros esfuerzos para garantizar los máximos niveles de calidad y seguridad por parte de nuestros asociados y de velar por una armonización de las diversas normativas que ahora mismo son de aplicación al sector, lo cierto es que en los últimos meses hemos comenzado a recibir algunas críticas en relación a la organización de estos eventos, tanto desde el lado de los consumidores, que en ocasiones no se encuentran con una oferta adecuada y de calidad, como de los propios operadores de food trucks, que están sometidos a una continua incertidumbre a la hora de acudir a eventos en los que no siempre está garantizado el buen hacer de sus promotores.

Para afrontar esta situación, hemos constituido la Comisión de Eventos cuya función será evaluar las características técnicas, los requisitos económicos, la gestión y las políticas de actuación de cada evento street food que sea convocado, a solicitud de los propios promotores o de cualquier asociado, y publicar los resultados en nuestra plataforma de seguimiento de eventos que hemos habilitado para consulta de nuestros asociados.

Pero el trabajo de la comisión no servirá de nada si no hay una colaboración activa de los promotores para mejorar aquellos puntos débiles de sus eventos. Los miembros de nuestra comisión valorarán los eventos convocados en este país en base a una serie de indicadores que no atienden a criterios desorbitados o sin fundamento, sino que son la plasmación de un decálogo de principios básicos que garanticen que un evento cumple todas las garantías de calidad, profesionalidad y buen hacer. Exponemos a continuación este decálogo de buenas prácticas en eventos, con la esperanza de que pueda ayudar a los promotores a potenciar y desarrollar los máximos estándares de calidad a la hora de apostar por la street food, redundando en beneficio de todos:

  1. Definir un concepto coherente: un evento street food no consiste solo en juntar unos cuantos puestos con comida. Debe existir un concepto o hilo conductor bien definido. Hay múltiples actividades complementarias que pueden aportar valor añadido y configurar un evento en conjunto muy atractivo, pero el aspecto gastronómico no debe quedar en un segundo plano o ser un mero reclamo estético.
  2. Apostar por una oferta de calidad: desde la Asociación Street Food Madrid defendemos una cocina callejera de calidad, preparada con buen producto, original, sana, sostenible y con estilo, alejada de la negativa fama que la gastronomía de calle tenía anteriormente en nuestro país. Por ello, valoramos positivamente que los promotores de eventos realicen una cuidada selección de los food trucks y puestos participantes.
  3. Velar por la higiene y seguridad alimentaria: a pesar de la falta de regulación que permita a los food trucks circular en la calle, sí existen normativas muy claras, comunitarias, españolas, autonómicas y municipales, que regulan las condiciones higiénico-sanitarias de los food trucks. Los promotores de eventos deben comprometerse activamente en garantizar su cumplimiento, estableciendo un plan de seguridad alimentaria y advirtiendo y sancionando a los operadores de food trucks que no cumplan con estas condiciones, sin que sea necesario esperar a la intervención de inspectores públicos.
  4. Elaborar una previsión de público fundamentada: el éxito de los participantes en un evento y la comodidad y satisfacción de los usuarios dependen en gran medida de que las previsiones de asistencia se cumplan. Por ello ésta debe realizarse con la precisión y seriedad adecuada, garantizando una adecuada cantidad de oferta gastronómica, infraestructuras suficientes, un precio justo, etc.
  5. Proporcionar infraestructuras que garanticen la comodidad de todos: un promotor de eventos debería garantizar algo más que un espacio dónde aparcar un food truck. Debe proporcionar servicio de seguridad, limpieza y recogida de basuras, baños y mobiliario suficiente para el público previsto, sombrillas, papeleras que permitan separación de residuos, decoración, electricidad y acceso a agua y lavadero… La experiencia global debe ser de 10 para público y para operadores.
  6. Desarrollar una estrategia de comunicación e imagen elaborada: debe preverse con suficiente antelación la promoción y difusión del evento convocado.  El organizador de eventos debe dotarse de una imagen atractiva y de un plan y estrategia fundamentados. Es necesario requerir un plan de medios tradicionales y redes sociales y es necesario que sea comprobable cuántos recursos se destinan a ello y cuánta gente va a ejecutar el plan.
  7. Establecer un precio justo para los operadores de food trucks: los precios para los operadores deben encuadrarse dentro de los precios de mercado y deben ser coherentes con la cantidad de competencia existente y con la afluencia de público esperada. En todo caso, las tarifas deben ser transparentes e iguales para todos aquellos food trucks y puestos con características similares.
  8. Evitar limitar la oferta de los food trucks: para ofrecer una propuesta gastronómica amplia, diversa y coherente lo mejor es no poner trabas a la oferta de los food trucks, tanto en relación a la comida como a la bebida. Entendemos que a veces esto no es posible por condicionantes de los patrocinadores. En este caso, si hay patrocinio de una determinada bebida y no se puede vender su competencia, tiene que reducirse el precio exigido a los operadores en la proporción debida.
  9. Establecer un plan de contingencias: el riesgo de que un evento salga mal es considerable, y éste no debe ser asumido solo por los operadores de food trucks. Los promotores deben prever cómo reaccionarán y compensarán a los operadores en caso de contingencias tales como el incumplimiento de las previsiones de asistencia, fallo logístico o ausencia de infraestructuras, problemas meteorológicos, etc.
  10. Garantizar seriedad, seguridad y profesionalidad: en general, el decálogo se podría resumir en este punto. El promotor del evento deberá designar a uno o varios responsables de la organización y logística fácilmente localizables, deberá contar con todos los seguros necesarios, deberá establecer sus condiciones por escrito en un contrato claro y, en general, deberá actuar de forma diligente para garantizar el cumplimiento de todas las condiciones acordadas y la satisfacción de público y operadores.

 

Desde aquí animamos a operadores de food trucks, promotores de eventos y al público en general a sumarse, apoyar y promover este decálogo. Si todos ponemos de nuestra parte, podemos conseguir que el sector de la street food español se consolide como una auténtica referencia mundial.

Si quieres colaborar con esta iniciativa, puedes enviar cualquier información relativa a la convocatoria de nuevos eventos de street food a la dirección de correo eventos@streetfoodmadrid.es

streetfoodmadDecálogo de buenas prácticas en eventos Street Food

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *