El deseo de perder peso no significa que tenga que gastar dinero en una suscripción al gimnasio o en suplementos caros. Una de las mejores maneras de mantener su peso bajo control es a través de su dieta. Al cambiar lo que come y cómo lo hace, puede perder varios kilos.

Una dieta para perder peso puede ajustarse a cualquier presupuesto. Hay muchos alimentos magníficamente saludables que usted puede comprar cuando está dentro de su presupuesto. Al mismo tiempo, comprar alimentos económicos no significa que tenga que renunciar al sabor.

Además, cuando se está dentro de un presupuesto, se puede ahorrar dinero cocinando en casa tanto como sea posible, comprando alimentos de temporada y comprando ciertos artículos a granel.

Perder peso es una tarea difícil, pero saber qué alimentos son buenos para usted es la mitad de la batalla. Al final, uno de los mejores remedios casero para perder peso es llevar una dieta sana y equilibrada.

1.Avena

Cuando se trata de perder peso, un desayuno saludable es imprescindible. Una opción de desayuno deliciosa y saludable que se adapta a cualquier presupuesto es la avena.

La harina de avena es una buena fuente de fibra soluble que puede mantenerlo lleno por más tiempo y mantener los retortijones de hambre bajo control hasta su próxima comida.

Un estudio de 2016 publicado en Nutrients concluye que tanto la ingesta de avena a corto como a largo plazo tuvo efectos significativos en el control de la hiperglucemia, la reducción de lípidos en la sangre y la reducción de peso. El estudio recomienda la avena como un buen grano integral para los diabéticos con sobrepeso.

Cuando coma avena, evite agregar azúcar. En su lugar, use stevia, miel o especias como canela o nuez moscada para darle sabor. También se puede cubrir con nueces y frutas sanas.

2.Manzanas

Comer una manzana diariamente no sólo mantendrá alejado al médico, sino que también mantendrá su peso corporal bajo control.

Aparte de ser bajas en calorías, las manzanas son una fuente rica en fibra, lo que significa que su estómago se mantiene satisfecho por más tiempo y le impide comer en exceso. Además, los antioxidantes de las manzanas pueden estimular su metabolismo, lo cual es importante para eliminar la grasa acumulada.

Las manzanas también contienen otros nutrientes importantes, incluyendo vitamina C, vitaminas del complejo B, calcio, potasio y fósforo. También son bajos en calorías y no contienen grasa ni colesterol.

Un estudio de 2003 publicado en Nutrition informa que las manzanas pueden contribuir a la pérdida de peso.

Siempre que sienta hambre entre las comidas, simplemente tome una manzana. Como la mayoría de los nutrientes están presentes justo debajo de la piel, es una buena idea comer manzanas con la piel. Asegúrese de enjuagar bien la piel bajo el agua corriente. O bien, puede remojar las manzanas en un tazón lleno de agua mezclada con 1 cucharadita de vinagre blanco durante 10 minutos, luego enjuagarlas con agua del grifo y secarlas con una toalla de papel.

3.Té verde

Si usted tiene el hábito de tomar café, entonces es hora de cambiar a té verde. Ya sea que usted haga café en casa o compre una taza en un café, el café cuesta más que el té verde.

Además, el té verde es mucho más saludable que el café e incluso ayuda a perder peso.

El té verde está cargado de antioxidantes, que pueden estimular su sistema inmunológico. De hecho, las catequinas en el té verde dificultan el almacenamiento de la grasa del vientre y ayudan a perder peso rápidamente.

Un estudio realizado en 2014 en la Universidad Estatal de Pensilvania encontró que el galato de epigalocatequina en el té verde reduce el aumento de peso al restringir la absorción de grasa y aumentar la capacidad del cuerpo para quemar grasa.

4.Espinacas

Otra verdura económica que debe incluir en su plan de dieta para bajar de peso es la espinaca. Esta hortaliza de hoja verde es muy barata pero tiene un valor nutricional muy alto.

La espinaca es baja en calorías e hidratos de carbono y está repleta de nutrientes y fibra para llenarte. La espinaca aumentará el volumen de sus comidas, sin aumentar las calorías.

También tiene calcio que ayuda al proceso de quemar grasa.

Un estudio realizado en 2014 en la Universidad de Lund en Suecia encontró que un extracto de espinaca que contiene membranas de hojas verdes llamadas tiroides reduce el hambre hedónica (antojos de alimentos poco saludables) hasta en un 95 por ciento y aumenta la pérdida de peso en un 43 por ciento.

Puede disfrutar de esta versátil comida en una ensalada, jugo de verduras, batido verde o sopa.

5.Zanahorias

Es cierto que las zanahorias son buenas para los ojos, pero también son buenas para el peso y el bolsillo.

Debido al alto contenido de fibra y agua en las zanahorias, pueden aumentar la saciedad y disminuir la ingesta de calorías.

Esta verdura crujiente y sabrosa es también una buena fuente de betacaroteno, vitamina K, potasio y antioxidantes.

Un estudio de 2006 publicado en el British Journal of Nutrition encontró que el contenido de fibra y la estructura física de las zanahorias tienen un efecto positivo sobre la saciedad y la ingesta posterior cuando se consumen como parte de una comida mixta.

Usted puede comer zanahorias entre comidas como un bocadillo saludable. Usted puede incluso sumergirlos en su hummus o salsa favorita para agregarle sabor.

Categorías: AlimentosDieta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *